España da una lección de fútbol en Brasil

La selección española venció ayer 2-1 a Uruguay en su primer partido de la Copa Confederaciones 2013, campeonato que sirve de antesala para el Mundial de Brasil 2014. Los de Vicente del Bosque dieron un recital de fútbol, sobre todo durante la primera parte, frente a una Uruguay que prácticamente no tuvo el balón. Pedrito y Soldado pusieron los goles de España, mientras que Luis Suárez maquilló el resultado en los últimos minutos.

Tras las victorias de Brasil e Italia en esta Copa Confederaciones, le tocaba el turno a la selección española. Estos tres combinados son los claros favoritos a llevarse el título, algo que tienen muy claro casas de apuestas como betfair. Por ello La Roja estaba obligada a comenzar con buen pie en un torneo que todavía se le resiste.

Ante la ausencia de Xabi Alonso, operado hace poco de una pubalgia, Vicente del Bosque optó por meter a Sergio Busquets como único pivote, apoyado por Xavi Hernández e Iniesta. En la portería colocó a Casillas, duda hasta última hora por la falta de minutos que ha tenido en el Real Madrid tras su lesión. La máquina del técnico salmantino carburó a la perfección y durante los primeros 45 minutos llegaron los goles de Pedrito y Roberto Soldado. Uruguay se dedicó a perseguir sombras.

En la segunda parte, y al igual que ocurrió en la primera, España no tuvo ese acierto de cara al gol que le permitiera cerrar el partido. Siguió dominando y, ante ello, Uruguay se dedicó a intentar frenar al combinado español a base de un juego bastante duro. Parecía que el partido acabaría sin sobresaltos, pero Luis Suarez, delantero del Liverpool, maquilló el resultado con un libre directo.

Hay que destacar el gran partido realizado por Andrés Iniesta, elegido MVP, y Cesc Fábregas. El ex del Arsenal es una de las apuestas deportivas de Vicente del Bosque, aunque como se puede comprobar aquí, el técnico español no da pistas de sus once hasta la hora del partido.

El próximo rival de España será Tahití, campeona de Oceanía y a priori un rival muy asequible para la campeona del mundo y de Europa.