Cómo cubrir un gasto puntual

Todo el mundo tiene un presupuesto mensual acorde a sus posibilidades, pero hay ocasiones en los que un gasto inesperado ocurre y el cual nos desbarata cualquier cálculo que teníamos anteriormente hecho. En este artículo queremos enseñarle una manera muy eficaz para evitar que este tipo de gastos inesperados pueda causar un desastre económico y varias formas de solventarlo en caso de que te ocurra y no dispongas del dinero de forma inmediata.

La mejor forma de evitar problemas con los gastos puntuales

Está claro que si queremos evitar tener problemas cuando aparezca uno de estos castos es el de tener dinero disponible con nosotros. El único problema está en que esto es más fácil decirlo que hacerlo. Muchas personas no tienen ningún tipo de ahorros cuando ocurre una emergencia y esto puede causar graves problemas en su economía. Para evitar este problema, te los mandamos que ahorres una pequeña cantidad de dinero cada mes.

La mejor forma de ahorrar dinero es ya de tener una cuenta separada en la que ingresas un porcentaje de tu sueldo o ganancias y de esta forma tener un colchón económico para situaciones inesperadas. Los expertos estipulan que se debe ahorrar en torno del 10% de tus ganancias, ya que es una cantidad que puede solucionarnos algunos problemas. Para problemas más serios, la cantidad que se debes tener en tu cuenta de emergencias es de seis meses de sueldo, ya que con esta cantidad podrán sortearse los problemas inesperados de mayor gravedad.

Lo de disponer de una cuenta bancaria separada es muy importante, ya que te de esta forma vas a poder evitar la tentación de utilizar el dinero para comprarte caprichos o malgastarlo en cosas que no necesitas.

En caso de que no dispongas de ahorros

Si eres una de esas personas que no ha previsto un ahorro continuado para solucionar problemas puntuales, entonces quizás te estés viendo en la situación de que no dispones del suficiente dinero como para afrontar los costes de el imprevisto. En este tipo de situaciones deberemos utilizar algunos de los productos métodos que le mostramos a continuación para poder hacer frente al gasto.

Créditos rápidos

Esta es una de las formas más rápidas de conseguir dinero a corto plazo, por lo que muchas personas que tienen imprevistos puntuales los utilizan para salir adelante. Los créditos rápidos de compañías como Wonga.es son utilizados en modo que usted va a recibir una cantidad determinada de dinero y deberá devolverlo en el plazo que se ha gesticulado con la compañía. Lo que ocurre con este tipo de préstamos es que tiene unas comisiones y tasas más altas que los que puede tener un préstamo bancario, ya que son unos préstamos casi instantáneos. Debido esto, deberá utilizar Uno de estos proyectos en aquellos momentos en los que sea absolutamente necesario y evitar su utilización para hacer frente a la compra de cosas innecesarias.

Tarjetas de crédito

Si tu banco te ha ofrecido una tarjeta de crédito y no haces mucho uso de ella, entonces estás haciendo las cosas bien. Ya que las tarjetas de crédito sólo deberían aplicarse en aquellas situaciones en las que sean necesarias, ya que al igual que los créditos rápidos éstas tienen unas tasas bien altas y que pueden causar problemas tanto a corto como a largo plazo si se utilizan de forma indebida.